Brasil libera fondos sociales para impulsar la economía

0
380

El Gobierno brasileño anunció este miércoles la liberación parcial de los fondos de indemnización de los trabajadores brasileños con la intención de dar entre 2019 y 2020 un impulso de emergencia de 42.000 millones de reales (11.200 millones de dólares) a una economía anémica.

La principal de las medidas anunciadas por el Gobierno del líder ultraderechista permite que los brasileños retiren parte de los recursos depositados en sus fondos de indemnización y otros fondos de garantía laboral a los que los trabajadores difícilmente pueden acceder.

La reforma propone endurecer el acceso a las jubilaciones con el objetivo de generar un ahorro fiscal equivalente a unos 265.000 millones de dólares en diez años.

“Hoy anunciamos una importante medida que deberá acelerar la recuperación de nuestra economía, estimular el consumo de las familias y la actividad económica del país”, declaró el presidente Jair Bolsonaro al firmar el decreto en una ceremonia en el Palacio de Planalto, en Brasilia.

“Le estamos dando más libertad al trabajador para decidir qué hacer con su dinero”, agregó Bolsonaro, que llegó al poder en enero con un programa liberal en lo económico y ultraconservador en lo social.

Cada brasileño con cuenta en el llamado Fondo de Garantía por Tiempo de Servicio (FGTS), al que solo se tiene acceso en caso de despido o de necesidad para compra de vivienda, podrá retirar automáticamente hasta 500 reales (unos 133,3 dólares) de sus recursos a partir de octubre.

Pero la reforma prevé que, a partir del próximo año, cada brasileño pueda retirar anualmente, en la fecha de su cumpleaños, un porcentaje de sus recursos en el FGTS que variará desde el 50 por ciento para quienes tienen saldos de hasta 500 reales y del 5,0 % para quienes tienen saldos superiores a 20.000 reales (unos 5.333,3 dólares).

Según los cálculos del Ministerio de Economía, las medidas inyectarán 30.000 millones de reales (unos 8.000 millones de dólares) en la economía este año y otros 12.000 millones de reales (unos 3.200 millones de dólares) en 2020.

“La previsión del Ministerio de Economía es que, en un período de 12 meses, los cambios generen un crecimiento de 0,35 puntos porcentuales en el PIB (Producto Interno Bruto)”, según un comunicado divulgado por la cartera.

El texto añade que “la expectativa es que en los próximos diez años, con esa inyección, sean generados tres millones de empleos formales y que el PIB per cápita tenga un aumento de 2,6 puntos porcentuales”.

La suma se completa con la liberación parcial de otro fondo de amparo a los trabajadores (PIS/Pasep).

Las medidas pretenden dar un impulso a una economía que después de dos años de recesión (2015-2016) creció apenas 1,1% tanto en 2017 y 2018, con 13 millones de desocupados.

Para 2019, las expectativas no cesan de degradarse. El martes, el Fondo Monetario Internacional (FMI) redujo el pronóstico de crecimiento de Brasil para 2019 del 2,1 por ciento previsto en abril al 0,8 por ciento.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here